Ha sido una experiencia muy tensa, con varios sustos y que me ha tenido al borde de la ansiedad en varias ocasiones. Vamos, todo lo que podrías desear en un scape room de terror. La inmersión es total y comienza en el segundo 0 y el game master es, sencillamente, brutal.
Ha sido una experiencia altamente recomendable, sobretodo para los amantes del terror. Con pruebas de bastante nivel, hace falta trabajar mucho en equipo para poder salir a tiempo.
Si tuviera que describirlo en una palabra, sin duda sería “extraordinario”. Enhorabuena por un gran trabajo.